blog_header_400

Dos bodas y un sentimiento 70 años después

El 8 de septiembre de 2018 sucedió una de esas coincidencias curiosas, muy curiosas, que de tan curiosas parecen increíbles. El chef Francis Paniego sirvió en Ojacastro, municipio muy cercano a Ezcaray, una boda. Hasta ahí todo es normal. Pero la novia era sobrina nieta de otra mujer que se había casado casi 70 años antes. Aquella boda la sirvió Marisa Sánchez, madre de Francis Paniego, con apenas 16 años. Eso constituyó su paso definitivo a los fogones y el inicio de una carrera gastronómica sin igual por entonces para una mujer en España. Apenas tres semana antes de ese día, Marisa Sánchez había fallecido. Todo aquel día en Ojacastro fue muy especial.

LA ARBOLEDA

Como un día muy especial puede convertirse, fuera de tópicos, en único e irrepetible.

Más entradas